Los hombres vs. Silvia Figueroa por Mary Bastidas

February 21, 2020

Los hombres vs. Silvia Figueroa por Mary Bastidas

Titulo del libro: Los hombres vs. Silvia Figueroa

Autor: Mary Bastidas

Número de páginas: 150 páginas

Fecha de lanzamiento: August 1, 2018

Los hombres vs. Silvia Figueroa de Mary Bastidas está disponible para descargar en formato PDF y EPUB. Aquí puedes acceder a millones de libros. Todos los libros disponibles para leer en línea y descargar sin necesidad de pagar más.

Mary Bastidas con Los hombres vs. Silvia Figueroa

Silvia Figueroa es una mujer feminista cansada de las negligencias del gobierno a la hora de defender a las mujeres que han sido violadas, abusadas y maltratadas por hombres misóginos, así que decide tomar la justicia en sus manos cazando estos hombres para torturarlos y hacerlos pagar por sus crímenes. Su único obstáculo será el Detective Castillo, un hombre divorciado que está próximo a jubilarse. Se ha propuesto capturarla antes de retirarse del cuerpo policial, pero la tarea no será fácil pues Silvia es escurridiza y tentadora. Intentará seducirlo, provocarlo, y demostrarle que la justicia que él defiende no es tan eficaz como la suya. La pasión y el deseo surgirán entre ambos, inevitablemente. Romance erótico.
____________________________________________________________________________________________________

FRAGMENTO

Esa misma noche, el sueño del Detective Castillo fue interrumpido por una llamada telefónica proveniente del teléfono fijo de su habitación. Despertó algo furioso pues padecía de insomnio, y aquella noche había podido conciliar el sueño, finalmente, tras varias noches sin poder dormir.

— ¡Buenas noches, Detective Castillo!
— ¿Mamba? ¡¿Cómo conseguiste mi número?!
— Lamento despertarle a esta hora, sé que debe estar exhausto, pero comprenderá que ésta es la única forma en que me puedo asegurar de que no intentará rastrear mi llamada.
— ¡Muy sagaz de tu parte! — exclamó con sarcasmo.
— Debo serlo, Frank. ¿Puedo llamarte así? No puedo arriesgarme a que me atrapen. Debo cumplir con un propósito, aunque mas bien, es una visión que tú aún no logras apreciar y comprender, pero créeme que lo hago por el bien de este país y de la sociedad en general. Alguien debe hacerlo, Frank, y yo estoy dispuesta a cumplir con esa misión. No sabes cuánto me alegraría recibir tu apoyo.
— Mi único deber es arrestarte y ponerte tras las rejas.
— Soy inocente, Frank. En cambio, mis víctimas nunca lo son. Ellos, a diferencia de mí, sí se lo merecen. Solo intento traer paz a muchas mujeres y niños que han sido ultrajados por hombres como Camilo, el cadáver del teatro.
— ¿Dónde estás?

La Mamba sonrió y tornó su voz más sensual.

— En mi cama, desnuda bajo las sábanas, deseando que estuvieras aquí. ¿Puedo hacerte una pregunta, Frank?

Frank respiró hondo y le respondió indiferente...

— Supongo que sí.
— ¿Alguna vez has imaginado que hacemos el amor?

Frank negó con la cabeza ante tal atrevimiento y le respondió con prudencia...

— Nunca me he sentido, particularmente, atraído por mujeres asesinas.
— Pues te confieso que yo sí lo he hecho. ¿Quién sabe si algún día pueda yo cumplir mi fantasía contigo? ¿Te gustaría que ese día llegara?
— Si ese día llegase, lo primero que haría sería ponerte unas esposas en tus muñecas.

La Mamba se mordió los labios y le respondió...

— ¡Interesante! ¿Por qué no se me ocurrió antes? Así podrías someterme a tu voluntad... sin remordimientos, dejando a un lado tu placa por un momento y solo dejarte llevar por tu instinto.
— ¿Intentas seducirme, Mamba? ¿Acaso seré tu próxima víctima?
— Pronto llegará ese día para los dos. Por ahora descansa, has tenido un día pesado. ¡Buenas noches, Frank!